LUZ PULSADA

Acné

El acné es una bacteria que se desarrolla entre la epidermis y la dermis. Se desarrolla en las pieles con un pH más alcalino de lo normal. En general se debe a cambios hormonales, principalmente durante la adolescencia. Los tratamientos cosmetológicos complementan el tratamiento que realicemos con la luz pulsada, limpiar y desinfectar la piel es una de sus funciones pero con la luz pulsada destruimos la bactería que lo provoca.

Los tratamientos con luz pulsada estimulan la piel a producir oxígeno, el cual destruye a las bacterias del acné.

  • No hay efectos secundarios si se utiliza protección solar durante el tratamiento.
  • Resultados visibles desde la primera sesión a las dos o tres semanas.
  • Destruyen las bacterias del acné, obteniendo un efecto prolongado.
  • Ayuda a reducir las secuelas del acné.
  • Dependerá del caso se realizarán sesiones cada 2 semanas aproximadamente.
  • Cada pulso o emisión de luz se percibe como un leve calor o pellizco.
  • No es necesario anestesia local y la mayoría de la gente tolera bien el tratamiento.
  • Sí, se puede trabajar y realizar una vida completamente normal apenas acabada la sesión.
  • Se recomienda no realizar tratamientos agresivos en los 15 días posteriores al tratamiento con IPL, como peelings o abrasiones, ya que la piel puede estar algo más sensible.
¿Más información?

Envíanos tu correo
electrónico