• by CBC
  • 17/02/2020
  • 474
  • 0

La blefaroplastia es el procedimiento quirúrgico encaminado a mejorar el aspecto de los párpados, tanto superiores como inferiores.

La importancia de los ojos en la cara

 

Los ojos son, probablemente, el componente de la cara con mayor peso desde el punto de vista estético. No hace falta ser poeta o pintor para darse cuenta de que unos ojos hermosos embellecen un rostro que, por otra parte, no pasaría de ser anodino. Los párpados, a su vez, son la parte de los ojos donde con mayor fuerza se reflejan los efectos de la edad así como de otros factores externos, siendo por tanto un componente fundamental del envejecimiento facial. Además, no son sólo efectos estéticos los que se derivan de las alteraciones de los párpados: molestias visuales e incluso daño directo sobre el globo ocular son frecuentes complicaciones de las mismas.

Evolución de los párpados con los años

 

Los procesos que con mayor frecuencia afectan a los párpados son:

  • Bolsas bajo los ojos.
  • Caída del párpado inferior con exposición del globo ocular.
  • Exceso de piel y caída del párpado superior, que altera la forma natural del ojo.
  • Exceso de piel y arrugas en el párpado inferior.
  • Depósitos de grasa.

Factores a tener en cuenta antes de realizar una blefaroplastia

 

Previamente a la realización de una blefaroplastia, debe realizarse por parte del cirujano una evaluación general para valorar la existencia de enfermedades o patologías, especialmente oftalmológicas, que puedan influir en el resultado de la cirugía. El estado de la piel es otro dato fundamental a tener en cuenta. También es útil poder disponer de fotografías antiguas del paciente donde pueda apreciarse la forma de los párpados, con objeto de que el cirujano pueda plantear la técnica que mejor restaure el aspecto juvenil que tenía anteriormente.

Tipo de anestesia para una blefaroplastia

 

El tipo de anestesia usado (local, sedación intravenosa o anestesia general) dependerá de la cirugía planteada, el paciente y las preferencias del cirujano, pero lo más frecuente es que se aplique anestesia local si se trata de blefaroplastia simple de párpado superior o inferior, en la que sólo se trata de eliminar exceso de piel o grasa. En blefaroplastias del párpado inferior combinadas con reposición grasa u otro procedimiento facial será necesario el uso de sedación o anestesia general.

Recuperación de la intervención

 

Durante los tres días siguientes a la intervención, especialmente la del párpado superior, se aconseja aplicar bolsas frías sobre la herida de forma repetida para disminuir la inflamación, así como la aplicación de pomadas antibióticas.

Generalmente, es un procedimiento que suele tener una rápida recuperación para el paciente y unos resultados bastante satisfactorios.

Añadir comentario

Abrir chat
Powered by