MEDICINA ESTÉTICA

Indiba Facial

La radiofrecuencia INDIBA® es un tratamiento estético no invasivo e indoloro que produce una diatermia en el cuerpo de forma totalmente localizada, otorgando de esta manera efectos increíblemente beneficiosos e inocuos para la salud.

INDIBA® es la marca registrada que dispone de la radiofrecuencia más efectiva de todas, basando sus efectos en el conocido Sistema Proionic y que deriva de la utilización de una corriente de 448 kHz, siendo de esta manera capaz de suscitar respuestas a nivel celular.

La intensidad de este calentamiento dependerá en última instancia del problema y de la zona tratada, pero de todas formas la sensación producida es relajante y agradable.

Cada sesión del tratamiento suele oscilar entre 30-45 minutos, siendo aconsejable la no aplicación de geles fríos sobre la superficie tratada durante las 12 horas siguientes. También es cierto que hay áreas que podrían necesitar de menos tiempo, y tal es el caso que, a modo de ejemplo, si quisieras quitar pequeñas marcas solamente 15 minutos serían requeridos.

Los tratamientos con radiofrecuencia INDIBA® tienen un efecto acumulativo, lo cual significa que se practican varias sesiones que en última instancia dependerán la problemática que se esté tratando, aunque aproximadamente, se suelen realizar entre 6-10 sesiones.

Se realizaran 3/ 4 sesiones seguidas y otras de mantenimientos que podrán ser de 1 o 2 a la semana o 1 cada 15 días dependiendo del caso.

Efectos

Reafirma, rejuvenece la piel del rostro y regenera las células de colágeno, por lo que a cuantas más sesiones te sometas más visibilidad le darás a los beneficios y mayor será el cambio que experimentes. El procedimiento produce suavidad, hidratación, fomenta la regeneración y el rejuvenecimiento de la piel, todo encaminado a que esta gane en firmeza y recupere elasticidad.

Resulta altamente efectiva a fin de disminuir la flacidez de la piel, reducir la papada o eliminar arrugas. También puede utilizarse para el contorno de ojos, aunque igualmente válida es para reducir las bolsas debido, en parte, a su potente efecto drenante, además de otorgar luminosidad y reafirmar la zona periorbital, siendo precisamente en esta parte en donde la piel es extremadamente fina y delicada,

El aspecto de la piel mejora de dentro a fuera, en tanto que la capa externa de la tez no sufre daño alguno y permanece totalmente intacta. La radiofrecuencia utilizada después de la cirugía ayuda a reducir la inflamación del tejido afectado y favorece la rehabilitación del mismo. Asi como favorece el proceso de cicatrización por eso es ideal completar con sesiones de radiofrecuencia después de o cualquier procedimiento quirurgíco.

¿Más información?

Envíanos tu correo
electrónico