Lifting Facial Cirugía
  • Blog
  • by CBC
  • 12/09/2022
  • 12
  • 0

El lifting facial es uno de los tratamientos estéticos más demandados. Cada vez es más frecuente que las personas se sometan a tratamientos estéticos para mejorar su aspecto físico.

Sin embargo, existen muchas dudas acerca de este procedimiento.

En este post te resolveremos todas las dudas sobre lifting facial, el tratamiento estrella entre las celebrities.

¿QUÉ ES UN LIFTING FACIAL?

El lifting facial, ritidectomía facial o estiramiento facial es un tratamiento estético que consiste en quitar el exceso de piel tanto en rostro como cuello. Es una cirugía mínimamente invasiva.

En cirugía estética, es uno de los procedimientos más efectivos y duraderos para devolver la vitalidad al rostro, ya que reestructurará las zonas deterioradas por el paso del tiempo.

Con el paso del tiempo aparecen surcos y pliegues que hacen que la expresión facial pierda definición y tono.

Así pues, con el lifting facial, es posible estirar los músculos y reducir la flacidez provocada por la edad, el estrés o la exposición de la piel al sol de manera prolongada. Además mejora el tono y brillo de la piel.

OBJETIVOS DEL LIFTING FACIAL

 El lifting facial tiene varias aplicaciones, algunas de ellas son:

  • Eliminar las arrugas situadas en la cara y el cuello, hasta las más profundas.
  • Retirar los surcos y pliegues que aparecen en la zona de la boca (comisura de los labios), mentón, nariz (surco nasogeniano), frente y cuello, que provocan envejecimiento en la piel y pueden suponer un complejo para los pacientes.
  • Perfeccionar la zona de alrededor de los ojos (patas de gallo).
  • Conseguir un rostro más terso y rejuvenecido.
  • Mejorar el tono y brillo de la piel.

TIPOS DE LIFTING FACIAL

Dependiendo de las áreas del rostro que el paciente quiera perfeccionar, podemos encontrar distintos tipos de lifting faciales:

  • Lifting frontal o de tercio superior: consiste en alzar las cejas y eliminar las arrugas que aparecen en la frente. Rejuvenece la mirada y evita la sensación de agotamiento.
  • Lifting medio o de tercio medio facial: trata de retirar la grasa que se acumula en la zona de los pómulos y elevar las mejillas.
  • Lifting largo o de tercio inferior facial: minimiza la grasa sobrante del reborde de la mandíbula.
  • Lifting cervical: rejuvenece el área del cuello (la famosa papada). Esta zona es compleja ya que la piel es más sensible y fina.

¿A QUIÉN SE RECOMIENDA ESTA CIRUGÍA?

El lifting facial se suele recomendar a mujeres a partir de los 45 años que buscan un método efectivo de rejuvenecimiento facial para devolver a la piel del rostro la vitalidad y luminosidad que han perdido con el paso de los años.

A través de esta intervención quirúrgica, conseguirán estirar y retirar el exceso de piel que ha perdido elasticidad y firmeza.

Sus resultados son visibles al instante y la cicatriz queda completamente camuflada.

¿CÓMO ES LA INTERVENCIÓN DE LIFTING FACIAL?

Primeramente, como cualquier intervención, es necesario realizar un estudio preoperatorio para valorar si es apto para el paciente o no, así como para acordar cómo se realizará la cirugía.

El cirujano valorará si la operación se lleva a cabo mediante anestesia general o local, dependiendo de las peculiaridades de la misma.

El paciente deberá seguir cuidadosamente las pautas generales: no fumar los 15 días previos a la operación, no llevar gafas de vista ni maquillaje y tener la piel limpia e hidratada.

Además de lo anterior, es imprescindible informar al cirujano sobre alergias o enfermedades como diabetes o hipertensión, así como medicamentos o suplementos vitamínicos que toma.

Lifting Facial

Para el lifting facial, el cirujano hace una pequeña incisión en el cuero cabelludo que va por detrás de las orejas y los lóbulos, por lo que conseguimos que la cicatriz sea prácticamente invisible.

Después de esto, se recolocan las capas musculares, tanto piel como grasa, se estira la musculatura del rostro para eliminar la flacidez y se retira la piel sobrante para conseguir firmeza.

Finalmente, las incisiones son cosidas con puntos.

A veces, este tratamiento se puede complementar con blefaroplastia, de esta forma eliminamos completamente el exceso de piel de la zona de los párpados superiores.

La duración de la intervención puede oscilar entre 1 y 4 horas.

Tras la intervención, el paciente tendrá apósitos y vendajes por la cabeza, además de drenajes para evitar coagulación de la sangre. Todo lo cual es retirado al día siguiente.

Por regla general, el lifting facial solo precisa una noche de hospitalización, es decir, 24 horas, excepto que el cirujano indique lo contrario.

¿CÓMO ES LA RECUPERACIÓN?

 No hay que preocuparse si el paciente tiene molestias tras la intervención de lifting fácil, es normal. Puede producirse sangrado de la nariz o dolor de cabeza. Para controlar el dolor se recomienda tomar analgésicos.

A lo largo de las dos primeras semanas el rostro estará hinchado, por lo que no se debe trabajar ni hacer deporte, tampoco exponer la piel al sol, al menos, los tres primeros meses.

No obstante, el hinchazón irá desapareciendo después de tres semanas y el paciente podrá hacer vida normal.

Los resultados serán visibles y muy naturales. Los efectos del lifting fácil se prolongan hasta 10 años, aunque depende de los cuidados rutinarios de la piel.

CUIDADOS TRAS LA INTERVENCIÓN

Para conseguir que los resultados del lifting facial sean óptimos, debes seguir una serie de recomendaciones que te ayudarán a conseguir el rostro perfecto, como pueden ser:

  • Dormir sobre dos almohadas durante los primeros días con la finalidad de reducir la hinchazón.
  • Utilizar la venda ortopédica el tiempo indicado por el especialista.
  • Usar crema solar cada vez que se vaya a producir una exposición al sol, por mínima que sea.
  • No ingerir bebidas calientes y beber con pajita los primeros días.
  • Masticar lo menos posible para no estirar los puntos.
  • No usar maquillaje durante el primer mes.

PRECIO DE LIFTING FACIAL

 Como cualquier cirugía, el precio del lifting facial no es el mismo para todos los pacientes. Dependerá del objetivo que se pretenda alcanzar, así como de la estructura facial de cada uno.

Por un lado, están los gastos hospitalarios: honorarios del cirujano, coste de la anestesia, quirófano, hospitalización, además de los medicamentos y otros gastos adicionales que conlleva una intervención de esta envergadura.

Sin embargo, el precio del lifting fácil podría oscilar entre 4.000 y 6.000 euros. La variación dependerá de si el tratamiento se realiza en una zona concreta del rostro, es un lifting completo o, si también incluye blefaroplastia.

TRATAMIENTOS DE LIFTING FACIAL SIN CIRUGÍA

Si quieres rejuvenecer el rostro y obtener un efecto lifting sin someterte a una intervención quirúrgica, existen tratamientos de rejuvenecimiento facial, algunos de ellos son:

  • Lifting con láser: permite eliminar partes de piel capa por capa. Su efecto se percibe hasta en las zonas más profundas de la piel, las regenera y consigue una tez más suave y tersa. Elimina las arrugas y líneas finas.
  • Hilos tensores: consiguen tensar la piel a través de unos finos hilos que se colocan debajo de la piel. Estos hilos además generan colágeno y fibroblastos. Sus resultados duran entre 24 y 36 meses.
  • Rellenos faciales: en los surcos y arrugas de las mejillas, mentón, mandíbula o en la zona de la boca. Estos rellenos consiguen un efecto lifting inmediato a través de compuestos naturales como puede ser la hidroxiapatita cálcica.
  • Radiofrecuencia facial: es un tratamiento que favorece la producción de colágeno en la piel y consigue eliminar arrugas y recuperar la luminosidad de la piel. Se recomienda especialmente para combatir el problema de doble mentón.

Intervención Lifting Facial

Estos tratamientos solo duran unos minutos y no conllevan un período de recuperación como el lifting facial con cirugía.

La mayor ventaja del lifting sin cirugía es que su precio es mucho más reducido.

Se recomienda a pacientes más jóvenes, de entre 40 y 60 años y se pueden realizar tanto en hombres como mujeres.

Add Comment